portada

La editorial Faximil books presenta su primer ensayo, un texto con el que viajar a través de la historia y descubrir las distintas formas de relaciones, parejas y nuevos núcleos familiares cargados de unión y división.

La familia es uno de los pilares importantes en la vida de la mayoría de las personas ¿de dónde nace la necesidad de abordar esta temática en su primer ensayo?

La primera razón es exactamente esa: la gran trascendencia de la familia en la vida de la mayoría de las personas. Dicho esto, los profundos cambios que ha sufrido el panorama familiar español en los últimos treinta años, con la aparición de nuevas realidades familiares y la aceptación de situaciones, hasta hace relativamente poco, perseguidas y discriminadas, me parecen un campo de estudio apasionante.

Mi propia situación familiar no ha sido ajena a este interés. Llevo compartiendo la vida con el que hoy es mi marido casi cuarenta años, pero hasta la ley de Zapatero de matrimonio igualitario que nos permitió casarnos, oficialmente éramos sólo unos amigos que compartíamos domicilio sin ningún tipo de derechos ni protección.

Andrés LatorreEn sus reflexiones apreciamos similitudes con la vida animal ¿cree usted que la vida animal está presente en nuestra sociedad actual? ¿En qué medida?

Los seres humanos somos seres racionales, pero al fin y al cabo, animales. Nuestro cerebro se ha desarrollado evolutivamente partiendo del cerebro de nuestros antepasados homínidos, que no debió ser muy diferente del cerebro de los simios actuales.

El mundo de los sentimientos y las emociones está esencialmente regido por nuestro paleocórtex, que es bastante parecido al de nuestros parientes mamíferos. Quizá esa sea la razón por la que los seres humanos tenemos, a veces, comportamientos tan irracionales. El miedo a la diversidad, el temor al otro, al que es diferente tienen mucho que ver con la parte más arcaica y animal de nuestro cerebro.

[entrevista completa]


<< Volver