Juan García Oliver


Sobre el autorJuan García Oliver

Juan García Oliver (1901, Reus, Tarragona, España - 1980, Guadalajara, México) fue un significativo anarquista español a principios de siglo XX. Junto a Buenaventura Durruti, fundó el grupo de "Los Solidarios", al c [...]

Saber más

Juan García Oliver

El eco de los pasos

ISBN
978-84-935979-8-6
EDICIÓN
ePub
PÁGINAS
1250
PRECIO

Availability: En existencia

€ 5,00

* Campos requeridos

€ 5,00

CONTENIDO


amazon Google Play


El Eco de los pasos es la autobiografía de Juan García Oliver, significativo anarquista español de principios de siglo XX, publicada originariamente en 1978 en la editorial Ruedo Ibérico.  El eco de los pasos relata, de modo apasionante, la epopeya de un militante anarquista que pasa de ejercer de camarero en su Reus natal a figurar en la terna de ministros anarquistas de la Segunda República Española. Al finalizar la Guerra civil, se exilió en Guadalajara, México, donde falleció en 1980. Edición en ePub (1.250 páginas) con índices onomásticos incorporados.


Sobre la CNT —CNT igual a anarcosindicalismo— se ha escrito bastante. Y se ha escrito por haberse revelado como la única fuerza capaz de hacer frente a los militares españoles sublevados contra el pueblo. Fue la CNT —los anarcosindicalistas— la que impidió, por primera vez en la historia, que un ejército de casta se apoderase de una nación mediante el golpe de Estado militar. Hasta entonces, y aún después, nadie se opuso a los militares cuando en la calle y al frente de sus soldados asestaban a su pueblo un golpe de Estado. La sublevación de julio de 1936 era de carácter fascista y al fascismo europeo, en la calle y frente a frente, ningún partido ni organización había osado enfrentarlo. La CNT —los anarcosindicalistas— no logró hacer escuela en las formaciones proletarias del mundo entero. 
La CNT tuvo excelentes luchadores, hombres y mujeres capaces de llenar páginas de Historia. Pero careció de intelectuales capaces de describir y de teorizar nuestras gestas. Durante años he vivido en la duda de si debía eternizarse nuestras luchas en narraciones veraces. El final de Allende, asesinado por la soledad en que lo dejaron sus partidarios, me ha convencido de que convenía que el mundo obrero conociera lo que éramos colectivamente, y no solamente a través de la imagen de un hombre y de un nombre. La CNT dio vida a muchos héroes.
En la medida de lo posible deben irse aportando ya los materiales de la verdadera historia del anarcosindicalismo en su aspecto humano, más importante que las manifestaciones burocráticas, que tanto se han prodigado. Solamente la veracidad puede dar la verdadera dimensión de lo que fuimos. La verdad, la bella verdad, sólo puede ser apreciada si, junto a ella, como parte de ella misma, está también la fea cara de la verdad.


Índice


1. El anarcosindicalismo en la calle.
2. El anarcosindicalismo en el Comité de Milicias.
3. El anarcosindicalismo en el gobierno.
4. El anarcosindicalismo en el exilio.
5. Índice onomástico.