El affaire Jesuitas

 

Descripción

El desarrollo del Plan Especial de Ordenación de la manzana comprendida entre las calles Quart-Gran Vía Fernando el Católico-Paseo de la Pechina-Beato Gaspar Bono tiene especial interés por causas diversas:

En primer lugar, se trata de una operación con un elevado componente especulativo: la sustitución de edificios educativos de ordenes religiosas privadas por densas promociones inmobiliarias, generando a la orden correspondiente un lucro más que respetable sin que ello merme los beneficios obtenibles por la promoción inmobiliaria privada. El de los Dominicos en la Gran Vía Marqués del Turia o de las Teresianas en Cirilo Amorós son casos similares.

En segundo lugar, la propuesta del Plan Especial deja pocas dudas acerca de la flexibilidad con que se trataban en el franquismo los excesos de densidad: las licencias concedidas generaban importantes derechos jurídicos y situaban a la corporación en la tesitura de indemnizar o aceptar los términos en los que dichas licencias fueron concedidas. Pasó en la Devesa del Saler, pasó en la Avenida Blasco Ibáñez, pasó en Jesuitas y hubiera habido más casos de no ser por la rapidez con la que se procedió para aprobar la nueva delimitación restrictiva de suelo urbano, a suspender licencias y a intervenir en las áreas más peligrosas (el Plan Parcial 12, como ejemplo).

En tercer lugar, porque la operación se produce en el margen del viejo cauce y en la proximidad del Jardín Botánico. Ello conlleva consideraciones paisajísticas similares a las ya referenciadas en las Torres del Turia. Por otra parte, la proximidad al Botánico da lugar al desarrollo del primer Salvem de la ciudad (Salvem el Botànic)

aunque los integrantes de la plataforma no siempre disponían de una información veraz sobre el desarrollo del citado Plan Especial y valorarán más el impacto negativo sobre el Jardín Botánico que la barbarie que supuso la tramitación del Plan Especial en la época franquista. Al final, ironías de la historia, Rita Barberá se ha erigido en salvadora en lugar de cómplice de los desaguisados.

Por último, el Plan Especial y su desarrollo tienen un interés adicional: el haber servido como arma arrojadiza contra el ex-alcalde Ricard Pérez Casado, siendo que una de las razones de su dimisión fuera la injerencia ilegal de la Generalitat en el uso que el Plan General de 1988 le dada a la citada manzana.

Cronología

1966. Informe del Negociado de Suelo y Ordenación Urbana alegando que el Ayuntamiento se ha regido por la ley, ya que el cambio de zonificación de la referida manzana (que pasa de espacio destinado a centros docentes, a zona de edificación abierta con destino a centro comercial y de viviendas) fue aprobado inicialmente por el Pleno del Ayuntamiento en 1966, acogiéndose a la consideración de conjunto singular, y que dicho cambio de zonificación, había pasado por todos los trámites antes del pleno de 1969.
2 de diciembre de 1969. Oficio del Director General de Urbanismo del Ministerio de la Vivienda en el que se comunica al Ayuntamiento la aprobación del Plan Parcial 7 con exclusión de la manzana delimitada por las calles Quart, Fernando el Católico, Paseo de la Pechina y Beato Gaspar Bono, la aprobación de la ordenación de dicha manzana por parte del Ayuntamiento (Pleno de5 de marzo de 1969) fue posterior al trámite de información pública por lo que debe ser abierto de nuevo el periodo de información pública, considerándose el acto plenario como aprobación inicial.
7 de enero de 1970. A pesar de los informes internos favorables, el Ayuntamiento consiente y declara de urgencia, el 7 de enero de 1970, la resolución del ministerio, se abre un nuevo periodo de información pública.
24 de marzo de 1970. La remodelación propuesta se aprueba provisionalmente el 24 de marzo de 1970 y definitivamente, por parte del Ministerio, el 8 de junio de 1970.
8 de Junio de 1970. Se ordena con edificación compacta de 30 plantas en el Plan Parcial 7, adaptado a la Solución Sur por Orden Ministerial de 8 de Junio de 1970 (BOE, 18.8.1970) del cual se construyen los bloques actuales recayentes a la esquina de Fernando El Católico con Quart en 1974.
30 de Octubre de 1981. Por acuerdo plenario de 30 de Octubre de 1981 y dentro del Plan de Escolaridad se llega a aprobar inicialmente la propuesta de zona escolar.
18 de noviembre de 1982. Por acuerdo plenario de 18 de noviembre de 1982 se ratifica el Convenio de 1 de Octubre de 1982 para la conservación del Colegio de San José y la cesión de una parcela para uso escolar, dejando sin efecto el cambio de uso a escolar en acuerdo de 23 de diciembre de 1982.
7 de junio de 1984. Se aprueba inicialmente un primer  Plan Especia de Reforma Interior (PERI) para la manzana y vuelve a aprobarse el 26 de junio de 1986. Dicho PERI no se llega a aprobar definitivamente y sus determinaciones se incorporan a la revisión del PGOU de 1988 como documento de ordenación el Estudio de Detalle de la manzana de Jesuitas.
28 de diciembre de 1988. La Resolución de aprobación definitiva del PGOU en 28 de diciembre de 1988 (BOE y BOP, 14.1.1989; DOGV de 16.1.1989) suspende de aprobación de dicha manzana y comienzan los litigios.
3 de diciembre de 2004. El ayuntamiento pone 37 condiciones al proyecto de hotel en el solar de Jesuitas. El promotor pidió en julio la licencia de obras obtenida por sentencia tras 16 años de pleitos.
27 de julio de 2008. El PSPV defiende que todo el solar de Jesuitas sea un jardín y el hotel se traslade a otro emplazamiento. Móstoles insiste en que Ayuntamiento y Consell ofrezcan suelo en la Ciutat de les Arts.
17 de octubre de 2008. Otro parón al hotel de jesuitas. La Dirección General de Paisaje será quien evalúe si el edificio choca o no con el entorno.
5 de mayo de 2009. Un informe municipal da por perdido el rescate de jesuitas. El ayuntamiento teme la alta indemnización y un varapalo judicial si no se construye el hotel.
1 de abril de 2011. El Supremo reconoce el derecho a levantar un hotel de 11 plantas en el solar de Jesuitas. El alto tribunal desestima el recurso de Salvem el Botànic y anula definitivamente el decreto de la Generalitat que limitó las alturas.
1 de abril de 2011. Salvem el Botànic seguirá la lucha para evitar construcción alguna. El colectivo se siente decepcionado tras el fallo y critica al consistorio por personarse en su contra.
1 de abril de 2011. El dueño del solar de Jesuitas pide otro solar bien situado y 38 millones. Expo Grupo renunciará de este modo a construir junto al Jardí Botànic.
28 de abril de 2011. El solar de Jesuitas se salva y el hotel se hará en la sede municipal de la avenida de Aragón. El ayuntamiento ofrece a la Universidad de Valencia la posibilidad de incorporar todos los terrenos al Jardín Botánico.
28 de abril de 2011. El Botànic se libra del ladrillo. Barberá cede un edificio municipal junto a Mestalla a cambio del solar inmediato al jardín.
28 de abril de 2011. Salvem el Botànic y los vecinos celebran que se evite el urbanicidio. La presidenta vecinal, María José Broseta, desearía que el edificio de Aragón fuera una dotación pública.
28 de abril de 2011. De repente, un jardín enorme. La liberación del solar de Jesuitas supondrá la creación de un nuevo pulmón verde a escasos pasos del centro de la ciudad.
28 de abril de 2011. Una herencia franquista, tres tristes torres y un cubo de cristal que al final será un jardín. El solar de Jesuitas ha sido un dardo envenenado que provocó la dimisión de un alcalde, un litigio judicial de varias décadas y la creación del primer Salvem.

Antes de pasar a las referencias conviene establecer algunas informaciones adicionales:

1. De la ordenación aprobada en 1970 sólo llegó a ejecutarse el sector sur de la parcela (el Complejo 2000), finalizado en 1974.
2. Lo anterior no impidió que el Ayuntamiento concediera un número indeterminado de licencias de edificación en el resto de la parcela siguiendo la ordenación aprobada, licencias que conferían el derecho a la edificación o a la indemnización.
3. Con anterioridad a la aprobación inicial del nuevo Plan General de la ciudad, en 1985, el Pleno aprobó por unanimidad el convenio firmado con la propiedad que rebaja considerablemente el aprovechamiento de las licencias detentadas.
4. En la aprobación provisional de Noviembre de 1988, el aprovechamiento fue todavía inferior al convenio citado anteriormente, pero se mantuvo el uso no escolar de la parcela en cumplimiento de la planificación que dio origen a las licencias, evitándose una cuantiosa indemnización.
5. Durante la exposición pública del Plan, la Consellería de Educación no se personó para reclamar el uso escolar de la parcela.
6. La aprobación definitiva de la Generalitat en Diciembre de 1988, excluía el uso no escolar de la parcela y desautorizaba los acuerdos alcanzados por la propiedad y el Ayuntamiento. Ricard Pérez Casado dimitió tras conseguir que el Pleno impugnara el acto administrativo de la Generalitat, en base a su no procedencia técnica y jurídica. Los tribunales le han dado la razón al Ayuntamiento en sucesivas sentencias.
7. Inmediatamente se desató una sucia e intensa campaña mediática que intentaba sembrar la duda de intereses ocultos del ex alcalde de la ciudad en la parcela de referencia. A estas alturas ya sabemos que la desautorización de la Generalitat tenía su origen en que el Plan General había decidido mantener la calificación de no urbanizable de Rafalell y Vistabella, donde se preveía una marina y donde la familia Lladró, con el beneplácito de la Consellería, tenía intereses.
8. Como prevaleció el derecho a edificar tres torres (las tres tristes torres socialistas a que se refiere con gran cinismo Rita Barberá) se produce al principio de siglo la movilización de Salvem el Botànic, que reclamaba la ausencia total de edificación, hubiera o no afección directa sobre el Jardí Botànic. La familia Lladró accedió a permutar sus derechos con el Ayuntamiento (ignoramos los términos del canje) pero no así el otro propietario (Mestre) que hasta el último momento ha mantenido su intención de construir un hotel en dicha ubicación.
9. El último episodio ha sido que Rita Barberá al final ha conseguido que el empresario barcelonés aceptara permutar sus derechos de edificación en Jesuitas por el edificio del Ayuntamiento en la Avenida de Aragón. Este edificio administrativo se encuentra en perfecto estado (se construyó en 1986-1987), tiene un valor patrimonial de 14 millones de euros y se había quedado sin uso por el traslado de las oficinas municipales a la Tabacalera. Evidentemente ello supone el derribo porque los derechos de edificación superan con mucho los metros cuadrados de techo construido en el antiguo Ayuntamiento.

Referencias

Negociado del Suelo y Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Valencia. Expediente nº 1.886 del Registro General y nº 186 del Historial del Negociado.
Sorribes, Josep. Desarrollo Capitalista y Proceso de Urbanización en el País Valenciano (1960-1975). Institució Alfons el Magnànim. Institució Valenciana d´Estudis i Investigació, 1985, p. 302-330.
Herrero, Adolf. L´adulteració de l´horitzó: de l´autarquia al desenvolupisme, en Botànic–Jesuites. Un paissatge compartit. Universitat de València, 2008.
Bueno, Baltasar. Jesuitas y Pérez Casado. Diario Levante-EMV, 28 de enero de 2009.
Salvem el Botánic. El éxito de la ciudadanía. Diario Levante-EMV 25 de Septiembre de 2011.

Agentes implicados

En esta operación es casi más fácil preguntarse quién no está. Los Ayuntamientos franquistas presididos por Rincón de Arellano, López Rosat y Ramón Izquierdo se encuentran en el núcleo duro como artífices de un aprovechamiento salvaje de la manzana. A rebufo, como siempre, el capital inmobiliario privado: Residenciales SA que construyó el Complejo 2000 en el sur de la parcela entre 1970 y 1974, y quienes compraron a los Jesuitas los derechos de edificación recayentes al Turia (los Lladró y el empresario catalán Mestre). Ya en democracia, el Ayuntamiento presidido por Ricard Pérez Casado que negocia un convenio con la propiedad para reducir los aprovechamientos concedidos en la licencia. Por último en esta desagradable opereta aparece la Generalitat Valenciana (Rafael Blasco respaldado por el Consell en pleno), el Salvem de turno, y el PSPV-PSOE que resuelve el conflicto con Pérez Casado por la vía de la sospecha sobre los intereses del ex-alcalde en esta operación. Y como guinda, Rita Barberá, que se apunta el mérito de canjear a Mestre la licencia por el edificio de Mestalla. Hasta la Universitat de València se suma al coro celebrando el acuerdo por aquello de la ampliación del Jardín Botánico. Una verdadera ceremonia de confusión y desinformación

Valoración

En la introducción y las referencias ya ha quedado bastante clara mi opinión. La de Jesuitas es probablemente la operación más completa de las tratadas por su particularidad en términos de planificación ficticia, especulación y connivencia, así como por las muchas lecciones que pueden aprenderse de la operación. No está demás realizar un juicio sereno sobre Salvem el Botànic, tanto por los argumentos como por la aceptación del resultado final. Las agresiones a las márgenes del cauce han sido constantes (el entorno de la estación de autobuses es un buen ejemplo), lo cual no justifica nada. Pero un hotel de 11 alturas en el margen, sin ser deseable, es mucho menos dañino que lo aprobado en 1970. Llama la atención la menor beligerancia de las plataformas tipo Salvem en el asunto de Mestalla. De hecho no existe plataforma. Y la resistencia al conve
nio lesivo de la Tabacalera ha existido, pero se ha diluido con rapidez. Salvar el Botànic parece que era más rentable para el movimiento. El tema, como todos, queda abierto a la discusión.

(Capítulo 26.7 del libro de Josep Sorribes Mis queridos promotores, construcción y destrucción de la ciudad: Valencia 1940-2011. Faximil Books, 2012)

Leave a Reply